Rediseños del 2017 - Laia Vives

Rediseños del 2017 que optan por una identidad dinámica

Si tienes un negocio digital y tu competencia te está ganando la carrera, puedes aprovechar los propósitos de año nuevo y despuntar este 2018 con un rediseño rompedor.

En este artículo descubrirás cómo lo han conseguido marcas tan conocidas como Mozilla, Movistar o Dropbox, y qué motivos les ha llevado tomar la decisión.

Dato destacado: las 3 marcas apuestan por una identidad dinámica. 😉

 

Mozilla, un rebranding innovador en todos los sentidos.

 

 

Uno de los rebrandings más innovadores de este año sin duda ha sido el de la marca Mozilla, propietaria del conocido navegador Firefox. Un rebranding llevado a cabo por la consultora británica Johnson Banks.

Mozilla necesitaba recuperar la delantera de su gran competidor Google y decidió hacerlo renovando toda su identidad con un diseño y un proceso de desarrollo totalmente rompedor.

Siendo fiel a su esencia que promueve un internet saludable a través de la transparencia y el desarrollo de productos de código abierto, Mozilla decidió trabajar el proceso de forma totalmente abierta a la participación de cualquier persona que quisiera opinar durante el proceso de desarrollo.

Aunque la idea fue bastante criticada por los más vinculados al sector del diseño, el resultado final consiguió sorprender positivamente tanto a expertos como a inexpertos.

Puntos fuertes:

  • Logotipo simple pero cargado de significado que les permite jugar con signos de puntuación. Un recurso visual muy presente en las url y el entorno online.
  • Una identidad visual que evoluciona a través de campañas de comunicación con diferentes imágenes e ilustraciones, haciendo que la identidad sea tan dinámica como el entorno online.
  • Un proceso de desarrollo innovador con un concepto que potencia su propia esencia.

 

Movistar, una marca más viva, moderna y flexible.

 

 

Las grandes marcas son conscientes de la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos. Y Movistar no podía quedarse atrás.

La consultora internacional Lambie-Nairn nos sorprendía a principios de año con un rediseño de la identidad de Movistar, que hace que la marca sea “más viva, moderna y flexible, apropiada para los nuevos entornos digitales”. Es decir, una identidad que se adapta a cualquier soporte y que aprovecha el dinamismo que nos permite el entorno digital sin dejar de ser reconocible.

A partir de las curvas de la ya conocida “M” de Movistar, se diseñan diferentes pictogramas cargados de emoción, consiguiendo un lenguaje visual simplificado y coherente que se usa para diseñar las diferentes piezas de comunicación.

Puntos fuertes:

  • Un logotipo simplificado sin brillos ni sombras que mantiene los colores corporativos.
  • Lenguaje coherente y consistente que se crea a partir de su logotipo anterior.

 

Dropbox, un espacio de trabajo vivo que reúne equipos e ideas.

 

 

Otra aplicación digital que ha necesitado dar un giro a su identidad para diferenciarse una vez más del gigante Google, y también de otras aplicaciones parecidas como Box o iCloud. Además, los objetivos de la compañía habían ido evolucionando a lo largo de sus 10 años de vida de manera que había llegado el momento de adaptarse a su nuevo posicionamiento.

La nueva identidad se caracteriza por:

  • Un rediseño del logotipo que mantiene su ya conocida caja abierta. Ahora de forma mucho más abstracta y jugando con el espacio positivo y negativo.
  • Una família tipográfica compuesta por 259 fuentes con diferentes pesos que les permite comunicar en el tono adecuado para cada situación. Un detalle interesante si necesitas dirigirte a diferente públicos.
  • Un surtido de colores que les diferencia de su competencia y les permite escoger la combinación perfecta de expresividad para cada momento.
  • Ilustraciones a mano alzada que evocan creatividad y dan vida a la marca contando diferentes historias y evolucionando con cada nueva ilustración.

Sin duda ha sido un trabajo minucioso y muy completo, totalmente actualizado a las necesidades actuales que les permitirá dejar ir su creatividad durante mucho tiempo.

Puntos fuertes:

  • Un rebranding que ha sabido mantener la esencia anterior y evolucionar hacia las nuevas necesidades.
  • Identidad que habla en el tono adecuado y que se adapta a cada situación.
  • Una identidad rejuvenecida y diferenciada del resto de aplicaciones digitales más serias y técnicas.
  • Han desarrollado un sitio web en el que puedes ver en qué consiste toda la identidad. Una oportunidad para dar a conocer qué ha impulsado el cambio y cuáles son los nuevos objetivos.

 


 

Llegados a este punto, puede que te estés preguntando si tú realmente necesitas cambiar toda tu identidad visual.

Cambiar una identidad visual supone una inversión importante y una decisión que no deberías tomar a la ligera. En el próximo artículo voy a contarte en qué situaciones sería recomendable plantear un rediseño.

Si no quieres perdértelo, suscríbete al blog y recibirás el artículo directamente en tu correo.

¡Hasta el próximo artículo!

Top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *